El alcalde apuesta por el mirador para transformar Elche en destino turístico

Soler se compromete a ceder suelo a empresas privadas para que construyan tres escuelas infantiles en Carrús y Altabix

El próximo año será el del mirador del Palmeral de Elche, según aseguró ayer el alcalde, Alejandro Soler, quien precisó que este proyecto “tiene como objetivo que Elche se posicione como ciudad destino desde el punto de vista turístico. Atraerá a muchas personas a la ciudad, que van a gastar en Elche, a comprar en Elche”. Para el regidor ilicitano, Elche es una gran ciudad y “las grandes ciudades tienen hitos que las hacen convertirse en referencia. Estoy convencido de que el mirador es bueno para la ciudad de Elche y para su futuro”.

En el mes de julio está previsto que se reúna el jurado del concurso internacional para emitir su veredicto y elegir el proyecto que se construirá para poner en valor el Palmeral. “A quien resulte ganador se le encargará el proyecto definitivo. A lo largo de este año se hará la tramitación y se empezará la construcción el próximo año”, apuntó Soler. Previamente, la exposición de maquetas se llevará a los barrios de Carrús, Altabix y El Pla, “porque quiero que todos los ciudadanos conozcan cuáles son los proyectos tan importantes para la ciudad”.

Según el alcalde, si hay una ciudad en España posicionada para salir con holgura de la crisis económica es Elche. “Tenemos territorio, hay un reparto equilibrado de la economía entre la industria, la hostelería, los servicios y el comercio, y, además, hay que tener en cuenta la capacidad emprendedora de la gente”.

Alejandro Soler ha realizado estas declaraciones en el marco del balance de la gestión municipal de los dos años de mandato del socialista en el Ayuntamiento ilicitano, que se cumplen, precisamente, hoy. El regidor aseguró que ha cumplido en veinticuatro meses el 60 por ciento de las propuestas con las que se presentó a las elecciones municipales en 2007 y para el futuro esbozó dos objetivos: la cesión de suelo público a empresas privadas para que construyan escuelas infantiles en la ciudad, dos en el barrio de Altabix y una en el barrio de Carrús; y la construcción de un millar de plazas de aparcamiento en los barrios de Carrús y El Pla.

“La Generalitat Valenciana no ha construido ninguna escuela infantil desde hace décadas y vamos a facilitar que la iniciativa privada pueda construir y prestar estos servicios, con unas condiciones similares a las del Ayuntamiento”, aseguró el mandatario ilicitano, quien sobre los nuevos parkings de promoción pública explicó que “vamos a realizar un esfuerzo inversor el próximo año y daremos facilidades a los ciudadanos para que puedan alquilar las plazas con una opción de compra”. La ubicación de los parkings en Carrús y El Pla no está determinada, pero se sumarán a los proyectos que hay de construir estacionamientos en la calle Filet de Fora, en la plaza Lucrecia Pérez, junto al Centro de Congresos y en el Mercado Central, según aclaró Soler.

En la mitad de su mandato, el primer edil ilicitano asegura que sus prioridades están centradas “en la economía y el empleo, cuestiones que son competencia de la Generalitat Valenciana, pero nosotros no nos quedamos al margen y nuestro principal objetivo es ayudar a las familias que lo están pasando mal”. El Ayuntamiento pondrá en marcha, a partir del mes de septiembre, un salario social de 600 euros mensuales que le permitirá contratar a una persona de cada uno de los 500 hogares que se encuentran en estos momentos en Elche sin ningún tipo de ingreso económico.
Según Soler, “las cosas marchan a buen ritmo” a mitad de su mandato al frente de la Alcaldía ilicitana, que se caracteriza, según su propia valoración, por una mayor cercanía con la ciudadanía que en etapas anteriores. “Se es sensible a cualquier problema. Cuando ocurre algo, intentamos estar cerca para solucionarlo y que los ciudadanos queden satisfechos”.

Entre las cuestiones pendientes de resolver, el regidor señaló la recogida diaria de basura, aunque precisó que en este campo se ha avanzado mucho en los dos últimos años con la instalación de contenedores en toda la ciudad, a excepción del centro, donde se va a poner en práctica un programa piloto. “La recogida diaria de basura va a ser la gran cuestión a abordar ahora. El próximo año será el de la recogida diaria de basura”, apuntó el alcalde, quien citó entre las cosas hechas bajo su mandato el Palacio de Deportes en la Universidad, el mirador y la mejora de la ladera del río Vinalopó, así como la Policía de Barrio, o la mejora del transporte a las pedanías.

El dinero invertido por el Gobierno central en la ampliación del aeropuerto de El Altet y en las obras del Plan E de Zapatero representa para la ciudad, “la mayor inversión pública que se ha hecho, gracias a lo que hay obras en todos los barrios. Sólo en la mejora de las aceras vamos a invertir más de 13 millones de euros”. Sobre el aeropuerto, Soler considera que “va a tener un efecto multiplicador para la economía”, al igual que infraestructuras como el tren de alta velocidad y la nueva Circunvalación Sur.

En este marco, el primer edil garantizó que su gobierno proseguirá dando prioridad al parque industrial como elemento de atracción de inversiones empresariales en la ciudad y, de cara al futuro, recordó que se ha iniciado la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), un proceso en el que “se van a definir las directrices del crecimiento futuro de la ciudad”.
El alcalde ilicitano, como cabía esperar, no realizó mención alguna a los problemas que le han surgido en estos dos años por el pago irregular de facturas de la campaña electoral del PSOE por parte del Ayuntamiento, ni al conflicto suscitado con la ex concejal socialista Ángeles Avilés.

Vía | diarioinformacion.com

¿Consideras acertadas las propuestas de Alejandro Soler?

Opina en nuestro foro