El agua vuelve a circular por el túnel del postrasvase en Murcia tras nueve meses

El portavoz de Riegos de Levante asegura que la reparación del canal permitirá que el embalse de La Pedrera recupere caudal y pide al Ministerio que compense el precio del agua si los recursos se desvían al pantano situado en Orihuela

El agua volvió a circular ayer por el túnel del postrasvase del Tajo en Ulea -en Murcia-, después de nueve meses, y tras la reparación de la avería que se produjo por un desprendimiento de tierra. De hecho, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) inició en la madrugada de ayer la fase de pruebas del canal, por el que a mediodía, según indicaron desde el organismo de cuenca, ya pasaban 15 metros cúbicos de agua por segundo, aunque estaba previsto que, a lo largo de la jornada, se pudiera llegar a unos 25 metros cúbicos, algo que los regantes recibieron con los brazos abiertos, ya que aseguraron que esta nueva situación permitirá que el embalse de La Pedrera “recupere” caudal.

Desde la CHS, incidieron en que “la reapertura del túnel de Ulea permite recuperar la normalidad en el suministro de recursos hídricos a la zona regada por el canal de la Margen Izquierda del postrasvase Tajo-Segura, principalmente la Vega Baja alicantina, y los campos de Elche y de Cartagena”. En esta línea, también hicieron hincapié en que “la CHS ha logrado durante estos meses, frente al problema más importante al que se ha enfrentado el acueducto, mantener el ritmo de riegos en plena campaña, gracias a la puesta en marcha de tres baipás que conectaban directamente el río Segura con el canal, aguas abajo del túnel, impulsando cinco metros cúbicos de agua por segundo”.

Mientras, el portavoz de Riegos de Levante, Ángel Urbina, se mostró contundente: “Después de nueve meses en los que ha habido un desajuste en los riegos de la zona sur de Alicante y Cartagena, que vuelva a pasar agua por el túnel de Ulea es una gran alegría”.

Urbina detalló que, “si nos fijamos en los caudales que tienen los embalses de la cuenca del Segura, el único que está bajo mínimos es el de La Pedrera, que se abastece del trasvase Tajo-Segura o de las desviaciones de los aportes de la cuenca del Segura, y, en estos momentos en los que se están produciendo desembalses del Alto Segura por el río, es importante recuperarlos por el trasvase y almacenarlos en La Pedrera”.

El portavoz, en esta línea, subrayó que “es necesario que los regantes del Tajo-Segura y de las comunidades de regantes finales, como los del Margen Izquierda de Riegos de Levante, sepan que ahí tienen caudales”. De hecho, en estos momentos, La Pedrera, en Orihuela, está al 25% de su capacidad, según datos de la CHS, mientras otros, como el del Cenajo, en Moratalla, está al 88%.

Finalmente, Ángel Urbina sentenció que, “si el Ministerio de Medio Ambiente introduce agua en La Pedrera, lo lógico es que, en su día, compense el precio a los regantes”.

En previsión de incidencias
La CHS prevé mantener enterrados los tubos del baipás en previsión de futuras incidencias, aunque desmontará las bombas y la instalación eléctrica por seguridad.

El túnel del trasvase reparado tiene 3,4 kilómetros de longitud y sufrió un colapso total en cerca de 300 metros de su trazado. El coste de las obras, que en su momento fueron declaradas de urgencia por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha ascendido a 10 millones de euros.

Finalmente, desde la CHS indicaron que “los trabajos se iniciaron inmediatamente con turnos de mañana, tarde y noche, lográndose el calado -la comunicación entre las dos entradas- a mediados de enero”. Desde entonces, las labores se han centrado en asegurar la bóveda y retirar el equipamiento utilizado durante los trabajos.