La Consellería de Medio Ambiente elabora un censo de “puntos negros” de atropello de animales

No atina mucho el periodista atribuyendo el  aumento de los atropellos a un supuesto incremento de los animales. Nos parecen más adecuadas  las razones que presenta en segundo término – el mayor número de carreteras que hay hoy día y el aumento de la velocidad de los coches que circulan por estas vías-, máxime sabiendo el declive de casi  todas las especies que se citan, excepción contada de los jabalíes. (Nota del editor)


EL ABANDONO DE LOS MONTES DISPARA LOS ACCIDENTES EN LAS CARRETERAS POR LA PRESENCIA DE ANIMALES


F.J.B. La Conselleria de Medio Ambiente ha comenzado a elaborar un censo de los “puntos negros” en las carreteras de la provincia ante el alarmante aumento de los atropellos a la fauna silvestre. Incremento que afecta directamente a los animales pero también ha disparado el peligro para los conductores que circulan por las carreteras de montaña de la provincia, y de la comarcas del interior.

Búhos, pequeños anfibios, reptiles y hasta jabalíes -cuya población ha aumentado de forma especular por el abandono que sufren los montes, públicos y privados- que cruzan las carreteras sin ningún tipo de control. La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales hizo ayer un llamamiento a la Administración para que se tomen medidas con urgencia. Instalación de señales para advertir de las presencia de estos animales, protecciones en los propios viales para evitar el paso de éstos, o la construcción de pasos específicos.

Son precisamente los agentes los que realizan el trabajo de campo que tutela el servicio de la Biodiversidad. Identifican los animales atropellados, su especie, así como el término municipal, denominación de la carretera, punto kilométrico y coordenadas “gps”.Hasta el momento las aves son las más afectadas seguidas de mamíferos, anfibios y reptiles. “Muchos se despistan en las épocas de celo y cruzan las carreteras sin ningún tipo de control. En cuanto al aumento de la población de jabalíes, ésta se ha disparado porque cada día tienen más alimento fácil de conseguir en el monte, y porque los cazadores ya no van tanto a por el jabalíes al preferir ciervos o muflones”, apuntaron ayer desde asociación de agentes.

El atropello de fauna silvestre ha aumentado en los últimos años por el acondicionamiento de la red viaria, la mayor densidad del tráfico y la velocidad de los vehículos que circulan por las carreteras de montaña. Viales que producen un efecto barrera y que pueden llegar provocar la desaparición de especies como los anfibios de poca movilidad que muchas veces quedan aislados de sus charcas o no pueden acceder a ellas en épocas de reproducción. En España es popular el caso del lince pero en la provincia existen muchos casos que hasta ahora han pasado desapercibido como la gran mortandad de los búhos, un ave especialmente despistada o las culebras bastardas.

 

Fuente: Diario Informacion 09/12/2011