Ecologistas en Acción alegará a la fabricación de combustible con residuos de la planta de Piedra Negra

El departamento de Calidad Ambiental de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente está tramitando una autorización solicitada por Reciclados y Compostaje Piedra Negra S. A. para instalar una planta de fabricación de combustible utilizando los residuos voluminosos, como colchones y muebles, para destinarlo a las cementeras. Ecologistas en Acción y Esquerra Unida ya han anunciado que presentarán alegaciones durante el periodo de exposición pública ya que consideran necesario apostar por el reciclaje en lugar de la incineración. También el Ayuntamiento de Xixona prepara un escrito con reparos técnicos.
El documento que permanecerá en exposición pública se denomina “Proyecto básico de autorización ambiental integrada para la modificación de la planta de voluminosos para permitir la gestión de distintos flujos de rechazo y la adaptación de los constituyentes de éstos como material tipo combustible sólido”. Lo que se prevé es construir unas instalaciones de 2.700 metros cuadrados donde se tratarían los residuos voluminosos que ahora llegan al vertedero, se triturarían y se separarían por densidades y tamaños. La planta produciría combustible como el que han empezado ya a utilizar las cementeras.
El alcalde de Xixona, Ferrán Verdú, explicó ayer que los técnicos municipales “están preparando un informe de deficiencias”, aparte de “las de carácter político”. Respecto a estas últimas, Verdú cuestiona la incineración de residuos pues considera que el paso previo, que es “la recogida selectiva en origen para reducirlos y la planificación real de cómo se debe de hacer, es hoy un poco caos”. En cuestión de forma, también destaca que la Generalitat remitió el documento al Ayuntamiento días después de abrir el periodo de exposición pública.
Carlos Arribas, de Ecologistas en Acción, anunció ayer que este colectivo va a presentar alegaciones basadas, entre otros motivos, en que “cuando hay una modificación sustancial de la actividad es preceptivo un informe de impacto ambiental”, que no se ha hecho. También advierte de que antes de construir la planta de Piedra Negra se solicitó una Declaración de Interés Comunitario (DIC) que no contemplaba esta nueva construcción, por lo que considera que se debería solicitar una nueva DIC previa a la Autorización Ambiental Integrada. Arribas advierte de que, además, “no habría compatibilidad urbanística” para esta nave ya que la parcela “sigue siendo suelo no urbanizable”.
Por su parte, Miguel Ángel Pavón, miembro del área de Medio Ambiente y Territorio de EU en el País Valencià y concejal en Alicante, donde se sitúa la planta de Cemex, ha explicado que esta autorización “entra dentro de la política del Consell de pasar de enterrar de forma masiva los residuos a incinerarlos y, como no se ven con recursos para hacerlo en incineradoras, lo hacen en cementeras”. Pavón explica que Esquerra Unida va a recurrir porque al incinerar se emiten a la atmósfera “compuestos orgánicos muy difíciles de impedir que se generen y que pueden producir cáncer”. En su lugar, la Generalitat debería apostar por “reutilizar, reducir y reciclar y, por tanto, además de las alegaciones, presentarán en las Cortes Valencianas alguna iniciativa de rechazo a la incineración masiva de residuos.

 

Clara R. Forner

“Diario Información”, , 08-03-12