Ecologista a todo lujo

GIRA DEL PRÍNCIPE CARLOS
El príncipe de Gales ha vuelto a desatar la polémica en el Reino Unido al emprender una gira por el país para defender una inciativa ecologista de vuelta a costumbres tradicionales, a bordo de un tren privado de lujo.

Como “opulento” y “contradictorio” calificó ayer el diario británico The Guardian el viaje en tren que, durante una semana, llevará al príncipe de Gales por todo Reino Unido para lanzar un mensaje ecologista. Parece que para Carlos de Inglaterra el lujo no está reñido con la sostenibilidad.

En la estación escocesa de Glasgow, el heredero del trono subió el lunes al tren, cuyos vagones -ocho para un grupo de sólo catorce viajeros-, albergan un estudio a la medida del príncipe, un gran comedor, un dormitorio con dos camas y cuarto de baño. El contraste entre la “opulencia del tren, digno de un oligarca” y el objetivo del viaje puede “chirriarles a algunos”, escribía el diario, según el cual el viaje les costará a sus súbditos un mínimo de 60.000 euros.

Hasta el viernes, el tren real atravesará Escocia, Inglaterra y Gales para predicar las virtudes de la revolución sostenible, de los pañales tradicionales frente a los desechables y de viajar en bicicleta o en tren en lugar de en medios de transporte más contaminantes como el avión o el automóvil. La campaña, bautizada Start (Comienzo), no trata de “dar lecciones a nadie ni de asustar”, según afirmó el propio Carlos de Inglaterra al emprender el viaje.

La iniciativa costará unos 2,4 millones de euros al año, según el periódico, y el príncipe ha contratado para que la dirija a un experto en mercadotecnia a la vez que se ha asegurado el patrocinio de importantes empresas como la telefónica BT, los supermercados Asda o la eléctrica EDF.

El lunes por la noche noche el tren llevó al príncipe y a sus acompañantes desde Edimburgo hasta el oeste de Gales y anoche tenia previsto cruzar Inglaterra de suroeste a noreste para que el primogénito de Isabel II pueda visitar un mercado local en Newcastle upon Thyne antes de dirigirse a Londres.

Cuando anunció su iniciativa, Carlos de Inglaterra indicó que se la imaginaba como la Gran Exposición londinense de 1851, en plena era victoriana, que fue un despliegue espectacular de las nuevas tecnologías destinadas a transformar el mundo. El príncipe publicará el próximo otoño un libro que ha escrito titulado Harmony (Armonía), en el que expone sus ideas sobre la defensa del medio ambiente.

Vía | levante-emv.com


> Comparteix aquest article en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Global_Peace_Index