El Director General de Energía es denunciado ante la Fiscalía de Valencia

DENUNCIA POR COHECHO PASIVO IMPROPIO
La Coordinadora d’Estudis Eòlics del Comtat ha denunciado ante la Fiscalía de Valencia al Director General de Energía, D. Antonio Cejalvo, por presunto delito de cohecho pasivo impropio al haber aceptado (en beneficio de la empresa de su hermana) el encargo de un estudio de impacto ambiental innecesario valorado en varias decenas de miles de euros.

Estudios de impacto ambiental , ¿otra fuente de cohecho?

La no ejecución del proyecto de la zona eólica 14 y la falta de resolución administrativa sobre el expediente de los parques eólicos de las sierras de Alfaro y de Almudaina propician que no pueda ser acusado de la comisión del delito de cohecho y tenga que serlo de presunto delito de cohecho pasivo impropio.

La denuncia presentada ahora es continuación de otra presentada hace un año por “tráfico de influencias” que fue archivada al no poderse demostrar trato de favor del Director General de Energía en la adjudicación a la empresa promotora de la zona eólica 14 ya que en aquél momento no formaba parte de la Comisión de Selección de Proyectos.

En concreto, la denuncia se refiere a que “una vez transcurrido el procedimiento de adjudicación para la construcción de tres parques eólicos en la denominada zona 14 del Plan Eólico de la Comunidad Valenciana al proyecto presentado por la empresa Guadalaviar SA, al ceder la empresa adjudicataria sus derechos a la empresa EYRA SA, ésta encargó un nuevo estudio de impacto ambiental (innecesario y legalmente prescindible) a una empresa propiedad de la hermana del denunciado Director General de Energía, lo que constituiría un presunto delito de cohecho (o al menos de cohecho pasivo impropio), al haber sido aceptado por él “en provecho propio o de un tercero”.

La Coordinadora entiende que “junto a la cualidad de autoridad o funcionario público de D. Antonio Cejalvo Lapeña (Director General de Energía) y la aceptación (en beneficio de su hermana) de la dádiva concurre una conexión causal entre esta entrega de la dádiva (valorada en varias decenas de miles de euros), (encargo de un nuevo estudio de impacto ambiental innecesario y prescindible) y el oficio público del funcionario (Director General de Energía que posteriormente tiene que autorizar administrativamente los parques eólicos objeto de dicho Estudio de Impacto Ambiental)”.

Relacionado

Mucha desinformación creó el mito eólico… Mark Duchamp nos abre los ojos

Vía | iberica2000.org