¿Por qué debemos protegernos del wifi y limitar el uso del teléfono móvil a lo imprescindible?

Preguntas y respuestas sobre por qué debemos protegernos de la contaminación electromagnética y en consecuencia, eliminar o limitar la exposición a las ondas de los móviles, wifi, microondas,etc.

 

Gente que todavía no está informada diría: Todo el mundo usa el móvil, el wifi y demás, no será para tanto.

 

Incorrecto. El que todos lo usen no significa que no sea perjudicial, sino que, al igual que ocurrió con el tabaco, el amianto y muchos otras sustancias, la industria lo lanzó al mercado sin tener en cuenta el perjuicio para la población amparándose en la no existencia de estudios que desestimaran su uso. Al estar ya en el mercado, la gente inmediatamente lo relaciona con que es seguro su uso, pues, a pesar de toda la corrupción, las personas siguen pensando que el sistema les otorgan una protección total, por lo que ellos no deben preocuparse por informarse más.

Si un producto se lanza al mercado, debería darse tiempo antes a que se realizaran los estudios necesarios para probar su inocuidad, porque, de lo contrario, se habrá puesto a la venta un producto que no tiene garantizado que no sea peligroso. Pues precisamente esto es lo que ha sucedido con el tema de la telefonía movil, y con muchísimas otras sustancias químicas que se sintetizan y que no da tiempo a estudiarlas antes de introducirlas en el mercado. Prima más el dinero de las empresas que la seguridad de la población.

 

Otro inconveniente a la hora de desvelar el peligro que supone la contaminación electromagnética  es que se relaciona progreso de la civilización con el desarrollo de las nuevas tecnologías. Esto sólo debería considerarse cierto si estas nuevas tecnologías no pusieran en riesgo la salud de la población, puesto que es evidente el beneficio de avanzar en la tecnología pero debería ser de sentido común que ésta se considerara útil sólo cuando cumpliera con el requisito de no ir en contra de la población.

 

Gente que todavía no está informada diría: Existen unos límites de emisión de contaminación electromagnética que no está permitido superar y por tanto estamos protegidos
Estos límites existen pero están premeditadamente obsoletos.  De hecho, la legislación al respecto en España se basa en no superar los límites que causan efectos térmicos, lo que supone que los límites son mucho más altos de lo que deberían, ya que se ha demostrado ya que la radiación electromagnético no tiene su efecto perjudicial en su efecto de aumento de temperatura sobre el cerebro sino en el efecto que causa su radiación por su capacidad de causar mutaciones que alteran el ADN, alteraciones sobre las hormonas, ritmo cardíaco, presión sanguínea, Alzheimer, pérdida de de concentración, cáncer, insomnio y muchas otras alteraciones.
Por tanto, es evidente que ha habido un interés por parte de las autoridades en no adaptar los límites actuales a las evidencias de las investigaciones que se han llevado a cabo.
De hecho, qué sentido tiene que en España los límites sean mucho más altos (mayor permisividad por parte de las autoridades) que en otros países más desarrollados que el nuestro a nivel tecnológico.

 

Gente que todavía no está informada diría: De acuerdo, pero entonces deberíamos volver a las señales de humo para comunicarnos y eso no es viable porque necesitamos progresar y la tecnología es vital para ello.
Nos han hecho creer que si queremos que todo funcione y la tecnología pueda avanzar, se requiere que suframos este tipo de contaminación, pero esto no tiene por qué ser cierto. Precisamente la investigación para el avance de la tecnología es la que debería de ocuparse de conseguir los logros teniendo siempre en cuenta que emitan el mínimo posible de radiaciones. Es mucho más fácil para las empresas producir nuevos productos sin tener que tener en cuenta su efecto sobre las personas, pero no se puede renunciar a que sigan más allá en su investigación y hagan ese producto posible también en armonía con la inocuidad. Simplemente se trata de un interés que debiera haber por parte de las empresas por lograr un producto que realmente cumpla con los requisitos de utilidad pero también por supuesto de inocuidad que deberían ser exigibles. Y si eso no fuera posible hasta el punto de que un producto pudiera garantizarse como de uso seguro, debería informarse al consumidor de su potencial peligro.
De hecho, el que haya países tecnológicamente más avanzados que España en los que se permita mucha menor contaminación de este tipo y ello no significa un impedimento para su desarrollo, demuestra que no es cierto que no pueda coexistir tecnología, desarrollo y protección de la población.

 

Gente que todavía no está informada diría: Pero eso ya se hace… Se mira por el medio ambiente, se hacen controles de seguridad, etc.
El hecho de que se hagan ciertos controles no significa que el producto sea seguro, puesto que, entre otras cosas, se pueden medir ciertos parámetros pero no medir otros que se sabe que darían un resultado que impediría su uso. De hecho, tenemos los ejemplo de productos que se lanzaron al mercado tras estudios y se mantuvieron en él a pesar de haberse demostrado en otros países que no eran aptos para el consumo.
En el tema de la contaminación electromagnética se han hecho muchísimos estudios (unos pagados por las propias compañías y por tanto de credibilidad dudosa y otros por científicos sin conflicto de intereses). Muchos de ellos apuntan de manera clara a una relación entre graves enfermedades y este tipo de contaminación y sin embargo no paran de anunciar en la televisión móviles, tablets, conexión por wifi, etc para que los consumamos. Debería estar prohibido alentar su uso tal como hoy en España ya lo está el uso del tabaco.
Para las empresas es mucho más cómodo no tener que invertir en desarrollar tecnología con niveles de radiación mínimos. Por ese motivo, no lo harán hasta que haya una demanda real por parte de gran parte de la población, por lo que es importante el difundir esta información a toda la población. En realidad, debería ser el propio sistema por parte de las autoridades de sanidad de todos los países los que hubieran puesto los medios para impedir que se abuse de la población, basándose en la ocultación de la información sobre el peligro que supone el uso de este tipo de tecnología. Sin embargo, está claro que de momento no lo están haciendo y mientras siga la corrupción como un modelo de gobernación, esto no cambiará. Al fin y al cabo, los gobiernos sólo son súbditos de las grandes compañías, que luego les recompensarán con buenos sueldos en puestos de sus empresas privadas cuando acaben su mandato.

 

Gente que todavía no está informada diría: Todo eso podría ser cierto porque lo puedo comprobar buscando artículos científicos que alerten del uso de esta tecnología. Pero en nuestro mundo ya todo el mundo tiene teléfono movil, wifi y demás fuentes de contaminación electromagnética. De qué me sirve a mí por ejemplo no encender el wifi si mi vecino lo tiene encendido y me llega igual esa contaminación.
Lo primero es que el objetivo final es concienciar a la población del mismo modo que finalmente se ha hecho con el tabaco. Al principio, recordemos que el tabaco se anunciaba en televisión. De esta manera, podría reducirse mucho las emisiones que llegan a cada persona, puesto que actualmente se ve como una necesidad y un ocio al que no se está dispuesto a renunciar. Si se lograra que la población entendiese que es peligroso, no se les comprarían a los niños pequeños y su uso se limitaría mucho más a situaciones que realmente lo requirieran.
Es importante saber que la peligrosidad disminuye con el alejamiento de las fuentes de emisión de este tipo de contaminación. Por tanto, aunque las personas de nuestro alrededor lo usen, estaremos haciendo algo beneficioso por nosotros mismos si somos precavidos en nuestra utilización.
No se trata de eliminar el uso del teléfono móvil, puesto que es indudable que puede ser muy útil en muchas situaciones, pero sí de limitar su uso en la medida de lo posible y de usarlo por tanto de una manera mucho más razonable.

 

Gente que todavía no está informada diría: ¿Qué significa usar el movil y el wifi de una manera más razonable?
El movil sirve para hacer y recibir llamadas, mensajes de texto, WhatsApp, imágenes, información, usar la calculadora y demás utilidades. Es decir, realmente nos permite hacer muchas cosas que en la sociedad actual son difílmente prescindibles. Por ello, lo que se propone no es tirar los móviles a la basura sino usarlos sólo cuando lo necesitemos. El movil emite radiación aunque no estemos llamando por teléfono, ni enviando un mensaje. Por tanto, si no apagamos el movil en todo el día, estaremos todo el día sometido a este tipo de contaminación. Podemos poner el movil en modo avión durante ciertos periodos del día en que no lo necesitemos. Así podremos ver la hora, utilizar calculadora, ver los mensajes recibidos antes de poner este modo, etc e incluso escribir los mensajes que queramos para que cuando estén acabados podamos enviarlos todos al cambiar al modo normal el teléfono. Es sobre todo importante usar el modo avión (con lo que funcionará la alarma) por la noche, ya que así la contaminación no perturbará nuestro sueño y descansaremos mejor.
En cuanto al wifi, es totalmente prescindible, ya que el ordenador tiene una entrada para la conexión a internet por cable y que además hará tu internet vaya más rápido sin contaminación. Si no puedes tener tu ordenador conectado al router vía cable por estar el ordenador en otro lugar alejado del router tienes dos opciones: comprar un cable más largo de internet o bien usar unos aparatos pequeños (cuestan de 50 a 100 euros) que se colocan en un enchufe de la red eléctrica y que se permiten conectar el router a ellos mediante un cable de internet y luego que internet vaya por la corriente de la casa hasta donde coloques el otro aparato que conectarás a tu ordenador mediante otro cable de internet.
El wifi puede desconectarse del router pulsando un botón de éste o bien vía internet. Así podemos asegurar que el internet nos está llegando sin usar ondas electromagnéticas.
Gente que todavía no está informada diría: Y si todo esto es tan peligroso, no entiendo por qué se está instalando tecnología wifi en las escuelas y por qué nadie nos advierte para que lo usemos de manera mucho más reducida
Como sucedió con el tabaco, tendrán que pasar años y mucho sufrimiento por parte de la sociedad para que finalmente se empiece a proteger a la población y se le informe como merece para poder realizar un uso responsable de la telefonía movil y del wifi.
Hay muchas personas en España y en el resto del mundo luchando para conseguir que se reconozca públicamente esta problemática que parece que interesa que se quede sólo en artículos científicos a los que la población general no suele acceder.
Aquí os dejo enlace a La Plataforma estatal contra la contaminación electromagnética, donde podréis encontrar y pedir mucha información para ayudar a la difusión de este problema que las autoridades quieren dejar de lado.

 

Gente que todavía no está informada diría: ¿Hay más medidas que pueda tomar para reducir la contaminación electromagnética en mi entorno para proteger mi salud?
 
Hay muchas medidas que puedes tomar para protegerte de la contaminación de la tecnología sin cables, que van desde las de reducir su uso hasta proteger tu casa pintando las paredes con una pintura especial que actúa como una barrera, usando unas cortinas especiales, ropa especial, poner el  modo avión en el movil cuando no estamos fuera de casa y desviar las llamadas al teléfono fijo, cambiar el teléfono sin cables de casa por el teléfono fijo tradicional, hacer las llamadas cuando tengamos máxima cobertura (evitar en interior de coche y ascensor), etc.
Y si quieres ir más allá, puedes escribir a la plataforma estatal contra la contaminación electromagnética y preguntar en qué puedes ayudar para que las autoridades no se nieguen a informarnos y a protegernos de este peligro.

Margalló / Ecologistes en Acció d´Elx

Menú

Arxius

Mes noticies…

Més noticies: