Conocer el paisaje con un suave pedalear

ENTORNO
El próximo mes se pondrán en marcha en el parque natural del Hondo las dos primeras rutas con las que la Conselleria de Medio Ambiente pretende crear una red de itinerarios que conectarán el paraje con todos los municipios del entorno, y que harán posible conocerlo de una manera fácil y respetuosa con la naturaleza.

La bicicleta es uno de los modos más fáciles y a la vez más saludables de conocer el entorno. Una combinación de ejercicio y turismo, que además es respetuosa con el medio ambiente. Los espacios naturales de la provincia se prestan a ser recorridos de esta forma, al margen de su ubicación; es evidente que los parajes de montaña se prestan más a ser recorridos por ciclistas habituados a la orografía dura y provistos de una bicicleta adecuada, mientras que los de perfil más suave invitan también a que los no experimentados pedaleen por ellos. En cualquier caso, se trata de un opción al alcance de una amplia mayoría.

En el parque natural del Hondo, la Conselleria de Medio Ambiente está desarrollando un proyecto para conectar mediante carriles ciclistas el paraje con los seis municipios integrados en su ámbito de influencia: además de Elche y Crevillent, los de Catral, Dolores, San Isidro y San Fulgencio. Uno de los principales objetivos de esta iniciativa es fomentar las relaciones y vínculos entre el parque natural y los Ayuntamientos, propietarios y asociaciones de estas localidades. Asimismo, se trata de ofrecer una alternativa de movilidad sostenible, que amplíe la oferta de la red de itinerarios y contribuya al desarrollo socioeconómico de la zona, mediante el fomento del ‘turismo de naturaleza’, según explican desde la Conselleria.

El proyecto consiste en impulsar una red de corredores ciclistas con rutas de dificultad baja, por zonas no muy transitadas y en las que sea posible disfrutar de los valores ambientales del parque. El inicio de estos itinerarios es el Centro de Información de la Conselleria de Medio Ambiente en el Hondo, situado en la Finca El Rincón, en la pedanía crevillentina de San Felipe Neri. Está previsto que en mayo se inauguren los primeros corredores de la red, que conectarán el centro de visitantes del parque con los municipios de San Isidro y Catral. Diseñado en forma circular, el carril ‘El Hondo-San Isidro’ se extiende en una longitud de 13 kilómetros por caminos rurales que acercan al usuario a puntos de interés como zonas de huerta, construcciones tradicionales -urbanas y rústicas-, antiguas balsas para remojar el cáñamo, surgencias de agua naturales y palmerales.

Una segunda ruta, ‘El Hondo-Catral’, se inicia en la plaza de Santa Águeda de esa localidad y tiene tres kilómetros de recorrido. Discurre por caminos poco transitados y pasa por terrenos de cultivos diversos: palmeras de ornamentación, granados, campos de alcachofas, trigo, alfalfa y forraje para ganado. El itinerario permite, asimismo, que el visitante pueda conocer el sistema de riegos tradicionales de la zona. Uno de los atractivos de esta ruta es que pasa por una zona de descanso, el área recreativa de Orones. Desde allí pueden visitarse las dos lagunas construidas en 2001 y acceder a tres de las principales rutas interpretativas del parque. Una de ellas discurre por el entorno del centro de información, mientras que las dos restantes pasan, respectivamente, por las lagunas de El Rincón y El Saladar, y por los azarbes de Dalt y Convenio. Estos itinerarios también están jalonados por diferentes observatorios y miradores, desde los que es posible contemplar la avifauna del parque.

Primer corredor ciclista
Durante el segundo semestre de este año y principios de 2011 está previsto que se inauguren el resto de rutas por el parque, que complementarán a las dos anteriores y seguirán ampliando el mapa de la red de corredores ciclistas del Hondo. De esta forma, el paraje también quedará directamente conectado con diversos lugares de los municipios de Dolores, Crevillent, Elche y San Fulgencio.

La primera ruta creada en el Hondo fue el precedente de la red de conectores ciclistas que se ha diseñado y que está a punto de comenzar a ser una realidad para disfrute de los visitantes del paraje. Este itinerario discurre por los caminos de servicio del Azarbe del Convenio y el Azarbe de Dalt, junto a las charcas de la Finca El Rincón, La Raja y La Reserva. Suma una longitud de 16 kilómetros, entre ida y vuelta, y se trata de un itinerario totalmente llano, de tierra compactada y asfalto. Por ello, resulta apto tanto para ciclistas experimentados como para aficionados. Permite acceder a dos nuevos observatorios restaurados en la zona sur del parque, el acceso a los cuales se realiza por pasarelas de madera sobre agua.

Vía | diarioinformacion.com


> Comparteix aquest article en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Global_Peace_Index