Compromís pide al PP que se facilite la eliminación de palmeras con picudo en lugar de sancionar

La portavoz de Compromís per Elx, Mireia Mollà, se mostró ayer muy crítica con la nueva ordenanza sobre el picudo rojo que se llevará el próximo lunes al pleno, hasta el punto de que sentenció que “el Ayuntamiento y la Generalitat tienen que proveer a los labradores de instrumentos para acabar con las palmeras afectadas por la plaga del picudo rojo y facilitarles esta tarea, en lugar de cargarlos con multas de hasta 3.000 euros, como quiere hacer el equipo de gobierno del PP”. Mollà aseguró que, “si hay labradores que están escondiendo los casos de picudo que encuentran en sus huertos, es porque no pueden asumir lo que cuesta acabar con las palmeras afectadas y, por lo tanto, lo que tendrían que hacer el Ayuntamiento y la Generalitat es contratar más maquinaria, como trituradoras, y ponerla a disposición de los agricultores para que no tengan que cargar ellos con todo el coste”. Finalmente, incidió en que “las diferentes administraciones tienen que comprender que su papel es fundamental para frenar el avance de esta plaga y la función del equipo de gobierno es estar a la altura e implicar a la Generalitat, al Gobierno central y a la Unión Europea”.