Comienzan las fumigaciones con pesticidas contra el picudo rojo

Los tiempos cambian y las situaciones también. Si hace unas décadas el Palmeral Histórico de Elche sufrió y tenía como enemigo principal el desarrollo urbanístico, ahora el riesgo apenas se detecta, es casi invisible hasta que se aprecian los mortíferos efectos de un pequeño escarabajo, el picudo rojo. Eso sí, con la coincidencia de que en ambos casos la mano del hombre es la culpable de estas situaciones de alto riesgo. Ante esta situación de alerta, el Parque Municipal de Elche comenzó ayer a ser tratado con un plaguicida denominado confidor-imidacloprid para intentar que sus palmeras no se vean afectadas por la plaga del picudo rojo y que prolongará en los próximos días. La actuación que llegará a todo el término municipal ilicitano se anuló el pasado día 20, cuando estaba prevista la intervención, como consecuencia del temporal de lluvia que afectó a todo el sureste español ese día y posteriores jornadas.

A los 70.000 ejemplares del palmeral histórico se les aplicará el tratamiento químico y también a las palmeras de centros educativos y vías públicas de todo el término municipal. Las palmeras serán tratadas mediante la aplicación del producto químico mezclado con agua y pulverizado sobre los ápices de los árboles y con la instalación, en los troncos de palmeras de una altura mayor a seis metros una serie de tuberías hasta el ápice donde se le administra el producto contra el picudo.

Durante la mañana de ayer el Parque Municipal estaba cerrado al público. Un cartel colocado en su entrada principal, junto a la oficina de turismo alertaba a los ciudadanos del tratamiento con plaguicidas y advertía para que no se consumieran dátiles procedentes de las palmeras de este céntrico jardín. El costoso plan municipal consiste en realizar dos tratamientos al año por pulverización y con nematodos. Un elevado gasto para evitar la desaparición del palmeral por culpa de la plaga, que llegó a España por la falta de controles a la hora de importar palmeras infectadas desde África.

Moción en el pleno y colaboración de la UE
El concejal de Vía Pública aseguró ayer que los trabajos en el Parque Municipal se prolongarán durante dos días, y destacó que “se han instalado los carteles en los que se advierte que se está haciendo el tratamiento, pero la gente puede entrar por la tarde”. Una vez finalizada la labor en este espacio, el edil precisó que “las brigadas municipales continuarán con los tratamientos en huertos adyacentes, siguiendo círculos concéntricos”. Por otro lado, en el pleno de ayer se aprobó por unanimidad una moción en la que se da luz verde a la campaña de lucha contra el picudo, en la que se incluyen, entre otras cuestiones, la plantación de ejemplares en huertos municipales o la elaboración de ordenanzas para tratar los restos de poda o que prohíban la colocación de trampas en el radio de cinco kilómetros. En el acuerdo, además, se solicita a la Generalitat colaboración en la lucha contra la plaga y que facilite los tratamientos. Manuel Rodríguez aseguró que “es un día de enhorabuena para los ilicitanos y un día muy malo para el picudo rojo porque se ha aprobado por unanimidad esta moción”. No obstante, el edil socialista Emilio Doménech criticó que el equipo de gobierno rechazara llevar a la sesión una moción del PSOE en la que se pedía a la UE que se adopten medidas integrales contra el picudo. En cualquier caso, la eurodiputada popular Eva Ortiz pidió ayer a la Comisión Europea que destine “una partida extraordinaria para la financiación o cofinanciación de los productos para el control y la lucha contra la plaga”, así como una mayor apuesta por la investigación.

 

E.DE GEA

Diario “Información”, 27-03-12