Cemex planea ampliar una cantera en un parque natural de Alicante

La multinacional Cemex ha presentado un proyecto para ampliar su cantera de calizas y margas Serreta Llarga de Alicante sobre parte de un suelo donde está previsto un parque natural, según mantiene un propietario de la zona y Ecologistas en Acción. La cementera ha solicitado al Ayuntamiento la declaración de interés comunitario, en fase de exposición pública.

 

 

 La ampliación se prevé en una zona propiedad de Cemex ocupada por bancales. En el periodo de alegaciones, hasta mediados de marzo, Construcciones y Desarrollos Playa de Poniente, SA, propietaria del terreno colindante, ha expresado su oposición al proyecto porque “ocupa una zona que es considerada como Parque Natural” y afectaría a este entorno protegido “de manera irreversible”. En su alegación detalla cómo en la revisión del Plan General de Alicante, aprobada provisionalmente por segunda vez en mayo de 2010, establece un suelo en la zona PNL 10 El Portell que se prevé como Parque Natural. “Superpuesto el plano del Proyecto de Cantera afecta en una parte a dicho parque natural”, esgrime la firma.

Ecologistas en Acción alegará porque la ampliación afectará a una zona que ahora ocupan cultivos, explica Carlos Arribas, portavoz del colectivo en Alicante. Alerta también de que los datos de extracción (Cemex espera extraer a 410.000 toneladas al año) rebajarán el terreno 30 metros. “Y no tiene sentido dar la DIC a una actividad que ocupa una zona protegida”, agrega.

Pulso por el canon

El 14 de abril de 2011 la Gerencia de Urbanismo emitió un informe favorable a la solicitud de interés comunitario para la actividad de la cantera. A la espera de una resolución definitiva, en la tramitación hay un pulso entre el Ayuntamiento y Cemex por el canon a pagar por el aprovechamiento del suelo durante 30 años. El Ayuntamiento reclama 2.639.220 euros y Cemex los reduce a 76.032 euros.

En 2009 Esquerra Unida denunció que el Ayuntamiento y el Consell consentían el funcionamiento “ilegal” de esta cantera “que solo cuenta con un título de concesión de explotación” dado en 1993 por la Consejería de Industria.

 

“El País”, 27-02-12