Cemex asegura que en Alicante nunca se han quemado residuos procedentes de Italia

Le empresa Cemex desmintió ayer que se hayan valorizado residuos procedentes de Italia en su planta de Alicante. La mercantil hizo público un comunicado en relación a las afirmaciones de Esquerra Unida sobre el permiso concedido en 2010 por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente a Cemex para la quema de residuos procedentes de Italia. A este respecto la empresa cementera aseguró que «nunca ha utilizado combustibles procedentes de residuos de Italia en la fábrica de Alicante, ni en ninguna fábrica de la Comunitat», y añade que «utiliza como combustible alternativo a los fósiles, determinados combustibles derivados de residuos al amparo de lo establecido en las autorizaciones administrativas correspondientes».
Cemex afirma que « la utilización de dichos residuos supone la valorización energética de los mismos, evitando que estos vayan a vertedero, conforme con la jerarquía establecida para la gestión de residuos tanto en la normativa europea como española». Además, recuerda que «solicitó permiso para trasladar residuos procedentes de Italia a la planta de Alicante a dicha Conselleria, como requisito obligatorio y preceptivo según ordena la legislación comunitaria. No obstante, este traslado nunca llegó a ejecutarse».
Las mismas fuentes indicaron que « la autorización para el traslado de residuos en el marco de la Unión Europea está prevista y regulada en el Reglamento comunitario nº 1013/2006, precepto que se respetó escrupulosamente tanto por la compañía como por la propia Conselleria de Medio Ambiente, que procedió con la tramitación del expediente con arreglo a lo establecido en el Reglamento». Por último, la mercantil quiso dejar claro que «a pesar de haber tramitado la autorización de traslado de residuos procedentes de Italia, Cemex no ha hecho uso de la misma en ningún momento. En este sentido, al no haberse producido el traslado de residuos es obvio que en ningún caso se han podido utilizar ni se prevé hacerlo, estando caducada ya la citada autorización».