Carrizales quiere cortar el tráfico rodado en sus caminos para evitar robos y vertidos

La comunidad de regantes del parque agrario de Los Carrizales solicitará a la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Elche autorización para poder restringir el tráfico rodado a sus tierras de cultivo con el fin de evitar robos de cara a la próxima campaña del melón de piel de sapo. Este cultivo comenzará su plantación a partir del próximo mes de abril y junto con las granadas constituyen los productos hortofrutícolas más importantes de esta comunidad .

La iniciativa no afectará a los regantes y propietarios de suelo agrícola de Carrizales ni a las personas que quieran acceder a la zona a pie o en bicicleta para hacer ecoturismo, según señaló a este periódico el portavoz de la Unió de Llauradors i Ramaders de la provincia y miembro de Carrizales, Juanmi Montaner.
La medida además de intentar erradicar el hurto de productos hortofrutícolas, sobre todo de los más conocidos como son el melón de piel de sapo y la granada, pretende también evitar robos de colmenas de abejas “vitales para polinizar los melones” y de las cuáles “el año pasado fueron robadas 200” según Montaner .
Por otro lado, se intenta poner fin al vertidos de escombros y basuras que se vierten de forma indiscriminada en el interior del parque agrario.
“El gran tránsito de vehículos que hemos detectado por caminos y veredas de Carrizales no se entiende si no es para robar nuestros productos o verter escombros” apunta el responsable agrario que asegura que con las medidas que se pretenden poner en marcha “queremos resolver un problema fundamental con el que nos enfrentamos”.
Resaltó, por otro lado, el responsable provincial de la Unió, la inseguridad que se registra en el campo alicantino. En el caso de Carrizales, indicó, se centra en las cosechas ya que “casi no existen viviendas”, mientras que en otras zonas del Camp d’ Elx además de afectar a los productos también a viviendas y aperos de labranza que “después se venden al peso al ser de hierro”.
Reseñar que la decisión de la comunidad de regantes de Carrizales se produce en un momento donde las zonas rurales de Elche están sufriendo robos y asaltos continuos que han hecho aumentar la inseguridad ciudadana.
Carrizales incluye unos 400 comuneros del Camp d’Elx, está adscrita a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y dispone de más de 200 kilómetros de acueductos excavados en la tierra sin cementar, ni entubar.

 

E. D. G.

Diario “Información”, 28-03-12