Carrizales pide al Consell que se valore su potencial medioambiental

La Comunidad de Regantes de Carrizales ha solicitado oficialmente a la Conselleria de Medio Ambiente la inclusión de los terrenos que forman parte del perímetro de protección del Hondo, en la Zona de Especial Protección de Aves (Zepa), que comprende el parque natural.

 

La zona de especial protección para las aves es una categoría de área protegida catalogada por los estados miembros de la Unión Europea, como zonas naturales con una singular relevancia para la conservación de la avifauna amenazada de extinción, de acuerdo con lo establecido en la directiva comunitaria 79/409/CEE y modificaciones subsiguientes.
Precisamente, los regantes basan la solicitud presentada el pasado mes de diciembre al Consell -y cuya aprobación supondría acceder a ayudas para una mejor conservación de la zona-, en la «importancia de este espacio natural» para diferentes especies ornitológicas que están incluidas en el Anexo I de la Directiva de Aves de la Unión Europea.
Núcleo reproductor
En este sentido, destacan por su valor las diferentes colonias localizadas de canastera común. Se trata de un ave limícola que instala sus nidos sus nidos en las amplias parcelas de barbechos de el ecosistema agrícola de Carrizales, que constituyen, según los regantes, «uno de los más importantes núcleos reproductores de la especie en la Comunidad Valenciana».
En una de las lagunas ha nidificado también la cerceta pardilla, que tiene en la vegetación acuática de la extensa red de azarbes de Carrizales un lugar fundamental para la alimentación de esta amenazada anátida.
La comunidad de regantes cuenta además con el respaldo de los censos y estudios ornitológicos realizados en Carrizales por la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (Ahsa).

Su presidente, Sergio Arroyo, incidió en la importancia de potenciar la protección del lugar «donde en los últimos años se ha detectado la presencia de setenta especies de aves»

 

Diario “La Verdad”, 10-01-12