Anulado el proyecto de las 1.200 viviendas en La Marina

Urbanismo justifica su decisión en que el urbanizador no contempla las conexiones de las infraestructuras hidráulicas que son necesarias

El Ayuntamiento de Elche suspenderá la tramitación del proyecto de urbanización del sector MR-10 de La Marina, donde estaba prevista la construcción de 1.200 viviendas. La propuesta desestimando la alternativa técnica presentada por el único aspirante a urbanizador, la Agrupación de Interés Urbanístico Villa de La Marina, se presentará en la comisión de Urbanismo del próximo martes, día 19, y deberá ser ratificada por el pleno.

Vecinos y propietarios de suelo que estaban afectados por este proyecto conocieron ayer la intención municipal tras reunirse con el concejal de Urbanismo, Alejandro Pérez. Éste, al ser preguntado por los motivos de la citada paralización, aludió al “incumplimiento por parte del aspirante a urbanizador de las bases particulares aprobadas por el Ayuntamiento para desarrollar el sector. Se trata de una cuestión técnica: la propuesta del urbanizador no contempla las conexiones exteriores de infraestructuras hidráulicas (conducciones de agua, alcantarillado, etc.)”, aseguró el edil.

Alejandro Pérez negó ayer que la decisión del equipo de gobierno, tomada tras los informes técnicos pertinentes, haya venido determinada por las ‘presiones’ de los vecinos o la de los grupos ecologistas. “Ya dijimos en su momento que íbamos a ser muy estrictos en el cumplimiento de todos los requisitos en cada uno de los programas de actuación. Tras realizar una revisión técnica detallada de la propuesta se ha comprobado la existencia de este error y por eso se desestima. El Ayuntamiento ha hecho lo que tenía que hacer. No se trata de ceder a presiones de nadie”, dijo.

Lo cierto es que, dada la polémica generada con el sector MR-10 de La Marina, como en su día tuvo la urbanización del MR-9, el “error técnico” al que ayer aludía el concejal ha sido de gran alivio para el Ayuntamiento, que durante casi año y medio ha tenido que realizar auténticas piruetas para conjugar los intereses de los propietarios afectados sin llegar a conseguirlo del todo.

El proyecto de urbanización MR-10 de La Marina salió con un precio de licitación de 25.770.000 euros y la propuesta presentada por la agrupación de interés urbanístico fue de 25.645.091 euros. El presupuesto de las conexiones externas no incluidas en la propuesta, según Alejandro Pérez, era de 3,7 millones de euros.

Del derribo total a una concesión por sesenta años
El proceso seguido por el sector MR-10 ha tenido diversas fases. De un primer planteamiento conservacionista con la eliminación de 40 viviendas del sector MR-10 se pasó a una revisión del proyecto, corrección de las bases y búsqueda de fórmulas alternativas.

Una de las propuestas que tampoco convenció a la todos los afectados fue la de dar a los pequeños propietarios la opción de poder elegir entre la incorporación al proyecto de desarrollo urbanístico o bien optar por obtener una concesión administrativa de 60 años sobre su vivienda.

Vía | diarioinformacion.com