Agrocombustibles, caros para las arcas públicas y para el clima


El fomento de los agrocombustibles está teniendo un coste muy elevado para las arcas públicas europeas y para el clima. Así se lo han hecho saber las organizaciones integrantes de Coalición Clima, entre ellas Ecologistas en Acción, al titular de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. Piden su apoyo en las negociaciones sobre la revisión de las directivas de Energías Renovables y Calidad de Combustibles.

En una carta enviada al ministro De Guindos se destaca que las ayudas que reciben las empresas de agrocombustibles ascienden a unos 10.000 millones de euros anuales en la Unión Europea, cifra equivalente a lo que costará el rescate financiero anual a Chipre. Así se explica en el estudio realizado por el Instituto Internacional para el Desarollo Sostenible con el título “Biocombustibles, a qué coste?”. Los autores del estudio alertan de la ingente cantidad de fondos públicos necesarios para alcanzar los objetivos de consumo de agrocombustibles establecidos por los Estados miembros para 2008.

Coalición Clima, que agrupa a organizaciones ambientalistas, de desarrollo, de consumidores, sindicatos, incluye en su carta una serie de peticiones al ministro, para que el Gobierno español apoye en las negociaciones sobre la revisión de las directivas de Energías Renovables (RED) y Calidad de Combustibles (FQD) que tienen lugar en el seno del Consejo Europeo. Entre estas destacan:

Introducir factores relacionados con el cambio indirecto de uso de suelo (ILUC) entre los criterios de sostenibilidad que han de cumplir los agrocombustibles apoyados por los estados miembros. Y es que los agrocombustibles mayoritarios en el mercado español, como el biodiesel a partir de aceite de soja o palma, generan unas emisiones de gases de efecto invernadero por el cambio indirecto de uso suelo, que neutralizan los hipotéticos ahorros de utilizar un combustible a partir de biomasa en lugar de otro fabricado a partir de petróleo.
Limitar considerablemente el consumo de agrocombustibles en la UE, como forma no solo de reducir los impactos ambientales de éstos, si no de ahorrar entre 28.800 y 33.100 millones de € a las maltrechas arcas de los estados comunitarios.

La carta también ha sido remitida al titular del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y al del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, cuyos departamentos están liderando las negociaciones sobre la revisión de las directivas indicadas en el seno del Consejo europeo.

Artículos relacionados
Conclusiones y ponencias: Jornadas Agrocarburantes y modelo de transporte