Acusan al Ayuntamiento de querer´endosar´ a los agentes de movilidad la seguridad en barrios

La sección sindical del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) en el Ayuntamiento de Elche mostró ayer su rechazo a la decisión del equipo de gobierno de trasladar la gestión de la grúa al personal de la empresa municipal Pimesa para que los 21 agentes de movilidad se puedan ocupar de las tareas de dirección de tráfico. A juicio del sindicato, “lo que el equipo de gobierno pretende es endosar a los agentes de movilidad, de forma soterrada y bajo el paraguas del tráfico, la seguridad de algunos barrios”. En este sentido, afirmaron que, con esta decisión, se pone a estos 21 empleados municipales al “borde la la ilegalidad”, y pusieron el acento en que “esta salida no es sino una forma de tapar el fracaso del Gobierno municipal y su incapacidad para poner en marcha una Unidad de Distritos con agentes de la Policía Local”. Finalmente, denunciaron que el acuerdo no ha pasado por la mesa general de negociación.